Aspectos importantes del procedimiento de limpieza para depósitos de gasoil

Procedimiento de limpieza para depósitos de gasoil

La limpieza de los depósitos de gasoil es un procedimiento que requiere formación, conocimiento y profesionalidad. Entre las medidas preventivas contra accidentes en depósitos de gasoil se considera de vital importancia la correcta manipulación de los tanques a la hora de su mantenimiento y limpieza. De hecho, para evitar accidentes, se considera estrictamente necesario que la limpieza de depósitos de gasoil sea realizada por un equipo de profesionales autorizados o una empresa de limpieza de tanques de combustible.

A continuación, hablaremos de los procedimientos técnicos más habituales para la limpieza de tanques y depósitos de combustible: la limpieza preventiva y limpieza correctiva.

Antes de realizar la limpieza del tanque

Como es bien sabido, los procedimientos de limpieza y reparación de tanques de combustible debe cumplir normas de seguridad muy concretas y estrictas. Antes de empezar a limpiar un depósito de gasoil se deben tomar medidas de prevención para evitar que los operarios que realizan la limpieza quede expuesto a la toxicidad del líquido que este contiene. Además debe tenerse en cuenta que el método elegido para la limpieza de tanques de gasoil dependerá de varios factores:

  • Dimensiones del depósito: de estas dependerá la cantidad de producto de limpieza que se va a utilizar y el grado de exposición de los operarios.
  • Inflamabilidad del combustible: el gasoil tiene propiedades concretas diferentes a otros combustibles y hay que tenerlas muy en cuenta.
  • Reactividad de los productos de limpieza: es fundamental evitar los productos para limpieza de tanques de combustible que puedan provocar una reacción y poner así en peligro físico a los trabajadores a la vez que generar un peligro medioambiental.
  • Riesgo de explosiones: los operarios encargados de la limpieza deben tomar medidas para evitar al máximo el riesgo de explosión en la instalación.
  • Riesgo medioambiental: medidas para evitar la emisión de hidrocarburos a la atmósfera, contaminación de agua y suelos.

Durante la limpieza

Como hemos señalado al principio, hay dos tipos de limpieza: la limpieza preventiva y la correctiva. La limpieza preventiva es aquella que se realiza entre revisiones periódicas y se orienta a evitar la acumulación de residuos que pueden dañar los depósitos o afectar a la calidad del gasoil. En cambio, la limpieza correctiva se aplica sobre los depósitos que muestran signos de estar dañados, para ello se procede a detectar fugas que puedan haber y después se procede a su reparación. Los dos tipos de limpiezas son intensivas y vaciar el depósito de gasoil es necesario para poder realizarlas correctamente.

Para realizar la limpieza de depósitos y extraer los residuos, se llevan a cabo los siguientes pasos:

  1. Se vacía el depósito y se traslada el gasoil restante a un recipiente especial para devolverlo después al tanque limpio o reparado.
  2. Se trabaja en la desincrustación de los residuos sólidos del fondo y las paredes, normalmente con productos antigrasa.
  3. El operario sale del tanque y se realiza una vaporización de gases con agua a más de 100ºC.
  4. Se desconectan, revisan y vuelven a conectar las tuberías de la instalación y se realiza la limpieza del filtro del depósito de gasoil.
  5. Se gestionan los residuos contaminantes producto de la limpieza realizada según la Normativa de Medio Ambiente.
  6. Se realiza una actualización de la etiqueta con la fecha y el número de depósito.

Tras la limpieza del depósito

Pasado un tiempo tras la la limpieza del depósito o tanque de combustible es fundamental llevar un control y seguimiento del estado de la instalación mediante pruebas e inspecciones periódicas para comprobar que esta funciona correctamente. La próxima limpieza deberá realizarse cumpliendo el plazo que la normativa exige.

Aun que la degradación del combustible no puede evitarse, ya que sucede debido a cambios en la temperatura, contaminación microbiana, presencia de agua o la exposición a altas presiones, si que es posible darle solución. Realizar la limpieza y mantenimiento de los tanques es una de estas soluciones, otra de ellas podría ser evitar a toda costa exponer el depósito a cualquiera de los agentes contaminantes del combustible ya mencionados. Tanto si es una instalación petrolífera propia personal como si se trata de una instalación más grande, mantener las instalaciones petrolíferas limpias es una medida de seguridad muy importante que no debe descuidarse.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *