Contaminación del gasoil: causas y síntomas de combustible contaminado

Contaminación en gasoil

El gasoil no es un material inalterable. Como tal, en ocasiones encontramos la presencia de hongos, bacterias y levaduras en él, entre otros agentes contaminantes. El problema de la contaminación en el gasoil no es nuevo, pero sí ha aumentado la presencia de contaminantes en los últimos tiempos. Esto es debido a la introducción de una nueva regulación a nivel europeo que implica un mayor uso de los biocarburantes y la reducción del azufre en el gasóleo.

Con el biodiésel, la cantidad de agua presente en el gasoil aumenta, un elemento que hace que, cuando el ambiente en el que se encuentra alcanza la temperatura necesaria, se reproduzcan las bacterias que se encuentran en la mezcla.

Con su tamaño microscópico, las bacterias pueden desarrollarse formando un manto que las hace visibles a simple vista. El crecimiento de las bacterias es rapidísmo, pudiendo crecer desde una célula microscópica hasta una biomasa de 10 gramos en sólo 12 horas, llegando a tener varios centímetros de espesor.

Pero ¿Cómo se contamina el gasoil? Las bacterias contaminantes están presentes en todos los entornos, en contacto con aire y humedad, mientras se llenan los tanques. En ese proceso, se sitúan en las pequeñas fisuras del caucho, de los revestimientos o del metal y esperan a que se den las condiciones idóneas para reproducirse. Para ello, necesitan elementos que están presentes en los depósitos de gasoil:

  • Carbono para alimentarse
  • Agua para germinar
  • Oxígeno para respirar
  • Oligoelementos para propagarse y crecer

Microorganismos contaminantes del gasoil

Síntomas de gasoil contaminado

Se han registrado un total de 27 variedades de bacterias como responsables de la contaminación en el gasoil. Según su tipología, se manifiestan como lodos, películas, partículas en suspensión o espumas. Las bacterias se alimentan de la energía del gasoil y le restan sus características caloríficas y lubricantes. Podemos agrupar los microorganismos contaminantes del gasoil en:

  • Bacterias: Se duplican en cantidad cada 20 minutos, por lo que una espora se convierte en 262.144 en sólo 6 horas. De ahí la importancia de detectar rápidamente cualquier contaminación y aplicar cuanto antes bactericidas para gasoil que solucionen el problema.
  • Levaduras: Aunque tardan un poco más en reproducirse si las comparamos con las bacterias, la reproducción de las levaduras es sólo cuestión de tiempo.
  • Hongos: Aparecen como filamentos, ramificándose y formando un manto de tejido espeso, llamado alfombra micelial, que es gruesa y dura.

Síntomas de combustible contaminado

Es más que probable que el combustible se encuentre en mal estado si se presenta alguna de las siguientes problemáticas:

  • Necesidad de reemplazar frecuentemente el filtro de gasoil por estar bloqueado
  • Detención del motor por falta de riego de combustible
  • Emisión de humo negro
  • Desgaste demasiado a menudo de revestimientos y anillos
  • Consumo de combustible muy elevado debido a reducción del poder calorífico
  • Coloración diferente del combustible
  • Olor a sulfuro

Si se da alguna de estas problemáticas significa que hay una acumulación de bacterias y se debe proceder a aplicar una serie de bactericidas y biocidas que eliminarán las bacterias y prevendrán su reaparición. Después de aplicar los biocidas, se debe limpiar el depósito de gasoil, eliminando cualquier resto de agente contaminante que podría incluso desarrollar resistencia a los biocidas.

Efectos de combustible en mal estado

El mayor problema que representa la presencia de bacterias en el gasoil es el hecho de que, además de obstruir los filtros y estropear los inyectores, provocan un aumento en el consumo de gasoil restando poder calorífico. Esto conlleva su consecuente aumento de gasto en combustible.

Un motor necesita combustible lo más limpio posible para alargar su vida útil, poder mantener su rendimiento al máximo y reducir los gastos tanto en combustible como en piezas.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *