Consejos para el mantenimiento de las calderas de gasoil

Limpiar caldera de gasoil

Cada día son más las personas que optan por realizar una instalación de caldera de gasoil en casa para poder disfrutar del sistema de calefacción de gasoil. Las calderas de gasoil necesitan cierto tipo de mantenimientos y cuidados para poder tener una alta eficiencia y para, además, alargar su vida útil.

Como es bien sabido, una de las grandes ventajas del sistema de calefacción de gasoil reside en el hecho de que el propio uso del gasóleo protege al sistema e instalación, proporcionándole una mejor conservación. A la larga, esto se transmite en el hecho de que la inversión en mantenimiento es menor ya que se reduce el gasto en revisiones y daños.

Con esto, se podría decir que el mantenimiento de las calderas de gasoil casi se hace solo, auto-manteniéndose. Pero nunca está de más ayudar a su mantenimiento siguiendo los consejos de los que hablaremos a continuación.

Limpiar el interior de la caldera de gasoil

La limpieza de la zona interior de la caldera de gasoil se debe realizar, como mínimo, una vez al año. Con esta previsión, se evitarán grandes averías, ya que cualquier pequeña anomalía se detectará rápida y fácilmente. En estas limpiezas anuales, se retirarán las incrustaciones calcáreas que se pueden acumular en las paredes de la caldera de gasoil.

En caso de no realizar la limpieza de la caldera de gasoil con asiduidad, se corre el riesgo de que aumenten los gases tóxicos que se expulsan al medio ambiente. Es importante que esta tarea sea realizada por un técnico autorizado.

Limpiar filtros y quemadores

Es más que recomendable que se realice una limpieza de los filtros y quemadores de gasoil. Al limpiar, por una parte, el filtro de gasoil de la caldera se evitará el acumulamiento de polvo y ceniza, y se reducirán las impurezas que provocan que aumente el consumo de la caldera de gasoil, disminuyendo su rendimiento. Esta es una tarea muy fácil que podemos realizar nosotros mismos con un simple pincel empapado en gasóleo limpio.

De las partes de una caldera de gasoil, es importante que el quemador esté siempre limpio para evitar que se acumulen polvo y suciedad. Esto también lo podemos hacer nosotros mismos, aunque si no lo vemos claro, siempre podemos contar con la ayuda de un técnico autorizado.

Revisar la llama

Esta es una revisión muy fácil que podemos realizar nosotros mismos, a simple vista. Se trata de fijarnos que la llama esté siempre al mismo tamaño. Si lo está, quiere decir que nuestra caldera está en perfectas condiciones.

Mantenimiento de calderas de gasoil

Realizar el mantenimiento de electrodos y boquilla inyectora

Los electrodos y la boquilla inyectadora de la caldera de gasoil son partes muy delicadas y caras, y por ello debemos cuidar al máximo estos elementos. Podemos realizar la limpieza nosotros mismos, pero a la que notemos el mínimo desgaste en las piezas deberemos cambiarlas.

Revisión de la cámara de combustión

Es necesario realizar periódicamente la revisión del estado de la cámara de combustión, y limpiarla al menos una vez al año. Se debe extraer el hollín, las cenizas y los pozos de humo que se hayan generado.

La presión adecuada de la caldera

Es básico que la caldera trabaje a presión adecuada. En general, ésta debe situarse entre 1.2 y 1.5 bares. Si una caldera trabaja con un nivel de agua bajo, consumirá más y tendrá más probabilidades de sufrir averías por sobrecalentamiento.

Como ves, una vez instalada tu caldera de gasóleo es fácil evitar problemas y grandes inversiones en reparaciones. ¡Esperamos que nuestros consejos sirvan para alargar su vida útil!

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *